Aislación térmica: poliuretano

La aislación “obvia” en este caso es el poliuretano.  Hay otras opciones, pero sinceramente, en verano cuando afuera hacen 30 grados, adentro del container hacen 50, así que las otras opciones si bien son mas económicas no resuelven este temita.

16 USD por m2 de aplicación, pero dado que el container tiene la chapa reticulada (que es lo que le da su espectacular resistencia mecánica), se considera un 10% mas de material dado los vericuetos de la chapa.  Esto varía según el aplicador, pero dado que el proveedor que me había pasado usd15 por m2 y no me cobraba el 10% adicional no ha podido atenderme en mas de dos meses (y me dejo pagando tres veces que quedamos en encontrarnos en la obra), decidí apelar al proveedor mas caro, del cual solo puedo decir lo mejor: cumplidor, prolijo y puntual.

Así la cuenta da (restando las aberturas) unos 84m2 de aplicación sobre chapa, a lo que se le suma el 10% (8,4m2) = 92,4m2

Además tenemos que contar la aplicación sobre durlock en los baños, lo que suma unos 19m2 mas, total 111,40 m2

Valor total del trabajo = 1.800 USD, no es barato, pero es el mejor, como Grundig (si si se me cayó una sota).

Las carpetas de la losa radiante

Para hacer las carpetas de la losa radiante eléctrica, el proveedor del cable “Termosuelo” sugiere hacer una carpeta de arena y cemento para mejor inercia térmica con una parte de cemento por tres de arena, es decir una carpeta 1:3 de Concreto (Mortero básico).

Realizar la mezclas es muy fácil manteniendo las proporciones mencionadas, pero para calcular la cantidad de materiales que necesitamos hacemos algunas cuentas básicas para determinar el volumen de nuestra carpeta.

Tenemos que cubrir cuatro ambientes, los grandes de 4,40mts. x 2,20mts, y los baños de 1,40mts. x 2,20mts.

Superficie a cubrir: 4,40m x 2,20m x 2 + 1,40m x 2,20m x 2 = 25,52m2 con un espesor de 6 cm
Calculamos entonces el volumen de las carpetas => 25,52m2 por 0,06m  (espesor) = 1,5312m3

Dado que la arena la venden en bolsones por m3, es fácil calcular cuanto necesitamos de arena (3/4 de 1,5312m2) –>1,15m3.  En mi ciudad venden en fracciones de 1/2 m3, así que compre un bolsón y medio, 1,5 m3.

En cuanto al cemento según tabla del fabricante Loma Negra, la bolsa de 50k representa en volumen 0,0454545 m3, y dado que necesitamos 0,3828m3 de este material (1/4 de 1,5312 m3), lo que es equivalente a 8,42 bolsas, tenemos que comprar unas 9 bolsas de 50k.

Un tema a tener en cuenta es el peso que le estamos sumando al container, detalle que va a afectar nuestra capacidad para transportarlo posteriormente.

Cada m3 de arena (que viene húmeda) pesa aproximadamente 1.400kg., y cada bolsa de cemento 50kg, nuestra carpeta va a pesar aproximadamente:1400kg * 1,15m3 + 50kg * 8,42 bolsas = 2.031kg

Con esta sencilla carpeta le estamos sumando 2 toneladas a nuestra lata.

Cómputo de materiales de esta etapa:

  • 9 bolsas de cemento de 50kg.
  • 1,5 m3 de arena
  • 2 mallas sima de 4mm . ( 6mts. x 2,40mts.)

Costo aproximado de materiales a noviembre de 2016 (TC USD 15,80):

  • Bolsa de cemento $150.-
  • m3 de arena $712.-, 1/2 m3 $428.-
  • Malla sima de 4mm $450.-

Presupuesto de esta etapa:

  • Mano de obra $3.000.-
  • Materiales $3.390.-

Video y páginas útiles:
https://www.youtube.com/watch?v=gmpwNbJBLxU
http://historiaybiografias.com/mezclas/

La losa radiante eléctrica: materiales y detalle constructivo

Uno de los puntos más importantes a la hora de diseñar el UNO fué la elección del sistema de calefacción.  El gas natural tan común en nuestras latitudes (y relativamente económico) no era una opción válida: primero ningún gasista matrículado en su sano juicio firmaría una instalación de gas natural en un espacio confinado como un contendedor, segundo una instalación de gas “ataría” el contenedor al lugar de instalación, algo totalmente contrario a la filosofía de que nuestro espacio habitacional debería poder trasladarse.

Así que decidimos optar por una losa radiante eléctrica, que además nos brindaba varias ventajas: 1) parte de su consumo podríamos generarlo con paneles solares o generadores eólicos, 2) es fácilmente controlable con termostatos mecánicos o cualquier sistema de micro controladores que maneje un termostato y un relé, lo que nos daría múltiples posibilidad de hacer el control de temperatura en forma eficiente y también de forma remota (via wifi o red celular).

Después de una breve investigación de mercado nos decidimos por la solución de Termosuelo , ya que fueron quienes mejor nos asesoraron sobre las cuestiones de instalación que queríamos hacer nosotros mismos.  El resto de los proveedores fueron mas reticentes a brindar información y además querían vender el producto con la instalación incluída.  Pero como nuestra idea no era hacer una instalación convencional, fué Termosuelo la opción elegida.  El costo del sistema con todos sus materiales para un contenedor completo rondó en ese momento unos $4.000 (USD 500 a fin de 2014).

Diagrama de instalación de losa radiante eléctrica
Diagrama de instalación de losa radiante eléctrica

Listado de materiales:

  • Cable calefactor termosuelo
  • Precintos plásticos de 10cm.
  • Tergopol de alta densidad (20kg. por m3) de 10mm de espesor
  • Cinta de aluminio de 50mm
  • Foil conductivo de polietileno con aluminio de 3mm de espesor
  • Malla sima de 4mm
Materiales
1) tergopol alta densidad de 10mm, 2) foil aislante conductivo con aluminio de 3mm, 3) cinta de aluminio de 50mm, 4) malla sima

Herramientas:

  • Tijera
  • Alicate
  • Trincheta

 

Capas de la losa radiante eléctrica
1) Tergopol alta densidad 10mm, 2) foil conductivo con aluminio 3mm, 3) malla sima, 4) cable calefactor termosuelo
Cable calefactor
Como colocar el cable calefactor en la malla sima

 

Otro capítulo es hacer las carpetas, lo vemos en una próxima entrada.

 

¿Y dónde lo ponemos? Reubicando al UNO

En una primera instancia colocamos el UNO en un terreno de amplias dimensiones en la calle Villegas, pero no fúe una buena ubicación ya que la electricidad era prestada y la mitad de los días no funcionaba, y además el lugar era utilizado como estacionamiento por los vecinos de un complejo de cabañas que quedaba al lado.  En conclusión, la mitad del tiempo no se podía trabajar.

Así fué como después de unos meses decidimos mudarlo de lugar, decisión que no se puede tomar a la ligera ya que hay algunas consideraciones logísticas a tener en cuenta:

a) hay que contratar una grúa para subirlo y bajarlo del camión, lo ideal es una grúa que pueda levantar el contenedor completo  y moverlo libremente en el aire pero no son fáciles de conseguir, además de tener un volumen importante, un container de 40 pies high cube pesa casi 4.000 kilos vacío.  En este caso utilizamos la grúa pequeña de los camiones que usan para reparto de los corralones de materiales.   Lo levantan de una punta, colocan el camión por debajo, lo levantan de la otra punta, y lo mueven sobre el camión con unos caños por debajo de container que hacen las veces de patines para deslizarlo sobre el semi hasta la posición final.  Las grúas por lo general cobran por hora de trabajo, desde que salen de su depósito hasta que vuelven al mismo, y redondean para arriba.
b) hay que contratar un camión para el traslado, así sea una cuadra o 50 kms., el camión es el mismo, y por lo general los transportistas en estos casos de distancias cortas cobran por hora y no por distancia recorrida.
c) había que coordinar con todos los vecinos para que sacaran los autos del “estacionamiento” para poder maniobrar cómodamente.
d) hay que coordinar cual es el camino que se va a seguir de origen a destino teniendo en cuenta al altura de nuestro container y los cables que cruzan por las calles del recorrido.  Semi mas container arriba en muchos casos supera los 4 mts. de altura.

Después de 15 días de preparación y aviso, logramos trasladar el container.  Distancia total 1,5 kms, costo aproximado $4.000 (septiembre/2015)

 

Comienza la aventura

En el año 2013 tuve la oportunidad de comprar a muy buen precio tres contenedores high cube de 40 pies, los mas grandes, que tiene 2,90 mts. de altura por afuera.

Esto no fué casualidad, ya rondaba en mi cabeza la idea de hacer espacios habitacionales con contenedores, y esta fué la oportunidad perfecta para poder comenzar.

Así fué que con mi padre compramos 3 contenedores, de los cuales uno estaba en muy mal estado, pero no importó demasiado ya que el precio por el lote completo era muy bueno.  La condición de compra era que teníamos que retirarlos del lugar de compra en una semana, con lo cual nos pusimos en campaña para conseguir un flete económico, tarea más que difícil ya que estas moles miden 12 mts. de largo por 2.90 de alto y pesan vacíos 3.800 kilos.

Para subirlos y bajarlos del camión hace falta una grúa, y para transportarlo hace falta un semi playo, ya que son muy altos y con camiones comunes se corre el riesgo de que queden trabados en carteles o puentes que pasan por arriba de las rutas.

Los contenedores los compramos en Moreno (pcia.de Bs.As.) y yo vivo en San Martín de los Andes, es decir a unos 1.600 kms.  En ese momento no tenía dinero para transportarlos hasta mi casa, ya que el costo del flete era 3 veces lo que había pagado por los contenedores.

Fué así que decidimos llevarlos a una campo de mi familia en las afueras de la ciudad de Necochea, a unos 500 kms., que era el lugar que podía pagar.

Los containers como llegaron a Necochea
Los containers como llegaron a Necochea

Ahí estuvieron parados un tiempo hasta que pude coordinar un flete económico.  La solución fué arreglar con una empresa de transporte para que los traiga llenos de mercadería y envíos de sus clientes.  Al llegar a destino todas las mercaderías se entregaban y una vez vacío me lo dejaban en mi terreno, terreno que además NO tenía, con lo cual debí alquilar un espacio para poder tenerlos.

Los contenedores en el campo de Necochea
Los contenedores en el campo de Necochea

En principio conseguí lugar amplio a 10 cuadras de casa que me permitiera que grúa y camión maniobraran libremente para la descarga, y así fué que llegó el primero de los contenedores, el rojo (era el gris originalmente marcado con la inscripción “1”, se transformó en rojo después de haberlo pintado para cambiarle un poco la cara), al que para esta historia vamos a bautizar como UNO (el primero, el único, jaja).

Después de casi un año, 1.879 kms., varias grúas y algunos camiones el primer contenedor llegaba a casa.  El último tramo, de Necochea a San Martín de los Andes, 1.292 kms, costo del flete $12.000, costo de grúas en Necochea y San Martín de los Andes $3.500 (septiembre / 2014).